TOP
Todos Proyecto Niño Feliz

Proyecto Niño Feliz – El objetivo

La mayor preocupación para un padre es sin duda el futuro de un hijo, ocupa todas sus energías en darle la mejor educación y escoge el mejor colegio que pueda darle una mejor instrucción.
Se empeña completamente a hacer de sus hijos niños BUENOS y EDUCADOS, mientras que la escuela se empeña en hacerlos INSTRUIDOS y SABIOS.

¿Pero quién tiene la tarea de hacerlos FELICES?

Haim G. Ginott decía:  “nos preocupamos por lo que un niño va a ser mañana, pero nos olvidamos de que es alguien hoy”, sin pensar que es más fácil construir a niños fuerte que recuperar un hombre roto.

Nuestros niños son el futuro y no existe futuro mejor que un mundo lleno de personas felices.

Educar los niños a la felicidad SE PUEDE y es de fundamental importancia para hacer de ellos personas sólidas y capaces de afrontar la vida, aquella vida que no será siempre fácil y gentil, los pondrá delante de obstáculos y situaciones tristes, desilusiones y pérdidas y ellos tendrán que ser capaces de superar todo este peso y encontrar siempre la fuerza de seguir viviendo su maravillosa vida.

Un niño necesita conocerse a él mismo tanto como necesita conocer el mundo, y no se puede conocer un lugar mirando fotografías como no se puede conocer a una persona por los cuentos de otra. Los niños necesitan de más experiencia y menos televisión.

Las emociones representan la primera experiencia que los niños hacen del mundo y de las relaciones con las personas que los rodean. A través de las emociones los niños le dan forma a sus pensamientos, a los aprendizajes, a las uniones afectivas, al JUSTO recorrido de crecimiento.

Es nuestro deber lograr que cada niño pueda desarrollar SUS pensamientos, SU personalidad, SUS ideas, SUS sueños.

No tienen que repetir nuestras frases, tienen que componer las suya, no tienen que respetar porque de otra forma no irán al parque, tienen que aprender el significado de la palabra respeto, no tienen que ser buenos tienen que ser felices.

Personalmente he tenido a dos padres maravillosos que me han llenado de amor desde el primer día de mi vida y a pesar de todo he sido una niña infeliz que se ha transformado en una mujer enferma de una patología psicológica que me ha llevado a odiar la vida.

Esto porque mis padres, como muchos, no tuvieron el conocimiento de las consecuencias que pudieran tener ciertas situaciones aparentemente justas y normales para una niña. No tuvieron los instrumentos para reconocer mi malestar y esto les ha impedido parar mi malestar antes que se transformara en enfermedad.

No se nace padres, no existen manuales, se improvisa y se trata de hacerlo de la mejor forma, pero a menudo nos sentimos cansados y solos, a menudo se pierde la paciencia y se llega a veces a situaciones muy difíciles de gestionar.

Todo esto se puede PREVENIR

El Proyecto Niño Feliz, nace justo para dar Apoyo a las familias, para acompañarlas en este duro trabajo de padres en todas sus dificultades ofreciéndoles todos los instrumentos necesarios para evitar de crear una dinámica que pudiera perjudicar a los niños, enseñándoos a reconocer las señales de un malestar dándoos la posibilidad de intervenir al instante.

Todas las patologías psicológicas se pueden curar completamente, pero por qué llegar a la cura cuándo se puede prevenir?

Proyecto Niño Feliz



«

»

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Síguenos!
Recibe nuestros newsletters en tu email